Síguele, wey…

La mañana llega justo como otras tantas, pero ahora es peor.
Veo las noticias, y cada vez me siento más abrumado por el espectáculo de la vida y la muerte que ahí se presenta.
La continuación de la mañana no mejora mi estado de ánimo. Me sigo sintiendo solo, no importa que esté blogueando en lo de la Patomusa con amigos de todos lados…insisto en seguir participando, a ver si logro olvidar la negrura que me cubre…

¡Quien fuera José Alfredo, para llegar a la cantina, exigiendo mi tequila y exigiendo mi canción, para hallar el olvido al estilo Jalisco, chingaos!!!

Pero eso si, por más que quiera ahogar mis penas, queda una verdad absoluta:

Me siento solo.

El intento por alegrarme de parte de los muchachos del trabajo solo hace que me sienta aún peor, si esto es posible (y lo es).

LA EXTRAÑO!!!

(será posible que por esta ocasión des tu bracito a torcer? ESE NO ERES TU, RECUERDALO!!!)

pero…aún asi, LA SIGO EXTRAÑANDO…!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Vivencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s