Archivo mensual: diciembre 2005

a todos mis amigos:



¡Feliz año nuevo!
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos

Alimentos de por Acá: la Birria.

Realmente nadie sabe de donde proviene la birria estilo Jalisco. El tipo de horneado es compartido por la barbacoa, pero aún asi el sabor es distinto. Existe una leyenda, que dice que varias cabras quedaron atrapadas en la cueva donde se guarecian de la erupción del volcán de Colima (cerca de Zapotlán el Grande, la actual Ciudad Guzmán). El pastor, que había salido un momento para ver si el peligro había pasado, fué testigo de cuando una roca candente cayó en la entrada de la cueva, tapándola completamente. El pequeño pastor huyó despavorido, ya que es bien sabido que al ver una roca candente caer cerca, es muy probable que otra más venga en camino. Al regresar al dia siguiente con ayuda, un olor peculiar los recibió: era la carne de los chivos, la cual se cocinó a altas remperaturas, bajo cierta presión y sin salida de humo.
Cuando por fin lograron abrir el horno improvisado en el que se habia convertido la pequeña cueva, se encontraron que la humedad que existia en esta habia logrado cocer completamente a los inocentes chivos, quedando inclusive un poco del jugo de la carne en una oquedad del piso.
Cierto o falso, la birria es uno de los platillos que actualmente representa mejor la tradición culinaria de Jalisco. La mezcla de sabores de la carne tatemada, los chiles y condimentos, dan como resultado un platillo delicioso y único.
Sobra decir que la Birria es muy socorrida como remedio contra la resaca y las desveladas.
Incluyo aqui la receta, cortesía de la Universidad de Guadalajara; si se animan, en este Año Nuevo pueden hacer gala de su habilidad en la cocina y prepararla. en caso de confusión en los términos, con gusto se los aclaramos en los comments.
BIRRIA ESTILO JALISCO.

Para 16 a 20 personas
Tiempo de preparación 20 minutos más 1 día
Tiempo de cocción: 3 horas o más (o 1 hora en olla exprés)
Utensilios: Olla grande con tapa u olla exprés grande, sartén, licuadora, comal, cazuela honda, cazuelitas individuales.

Ingredientes:

2 chivos tiernos en trozos de 4 centímetros aproximadamente
2 kilos de carne de puerco con costillitas en trozos de 4 centímetros aproximadamente
4 chiles anchos asados y desvenados
6 chiles guajillos asados y desvenados
5 chiles morita asados (si se quieren picantes no se desvenan)
8 chiles cascabel asados (si se quieren picantes no se desvenan)
2 litros de pulque
20 pimientas negras machacadas
8 dientes de ajo asados machacados
1 cucharadita de orégano
sal gruesa de cocina al gusto
4 pencas de maguey asadas (opcional)
masa para sellar la olla
1 kilo de jitomates asados
3 cucharadas de manteca
2 tazas de cebolla de rabo picada finamente
1 cucharada de orégano para servir.

Procedimiento:

Para la salsa:
Se muelen juntos todos los chiles con los ajos, pimienta, orégano, sal y la mitad del pulque.
Para la Carne:
Se untan todas las piezas de carne con un poco de sal gruesa y se van bañando con la salsa hasta que queden todas cubiertas. Se tapan y se dejan en lugar fresco o refrigerador toda la noche.

Al día siguiente se ponen unas pencas de maguey en la cazuela y olla y se vierte por encima el resto del pulque, se colocan las piezas de carne, se cubre con otra penca de maguey, se tapa la olla sellando con la masa y se deja a fuego bajo, 3 horas mínimo, o hasta que la carne se desprenda del hueso.
Si se usa olla exprés está lista en una hora.

Se desgrasan y se cuelan los jugos que escurrieron del cocimiento de la birria.

Se mezclan los jugos con jitomates y se ponen a fuego bajo 10 minutos. Se sirve muy caliente sobre carne deshebrada, en tazones individuales, se espolvorea con cebolla picada y orégano. Se acompaña con tortillas calientes

NOTA:En las birrierías populares la carne no se deshebra sino se corta en pedacitos con huesitos y todo, pues así da la impresión de mayor cantidad.

Variación:La manera antigua de servir birria es calentando las piezas hasta tostarlas sobre un comal untado con un poco de manteca y servirlas con la salsa descrita anteriormente, hecha con el jugo de la carne y los jitomates.

2 comentarios

Archivado bajo Escritos

La última ecuación.

Fué un trabajo abrumador, para dejarlo sin aliento.
Diez años estuvo encerrado en la biblioteca, sin salir, colmando hoja tras hoja, volviéndolas a leer, viajando por el prodigioso universo de matemáticas que creaba lentamente.
Al lleggar al décimo año, vió perfilarse la silueta del resultado: la última ecuación, la perfecta solución, la prueba matemática de la exsistencia de Dios.
Tuvo que recurrir a innumerables posibilidades: a edificar un modelo exacto y teórico del universo; reunir un millón de coordenadas y atarlas en apretados rimeros, quemar todo y pesar las cenizas. Mas ahora conocía la última ecuación y la formulaba, la demostraba. Trabajó veinte horas diarias. Y en tres meses de trabajo agotador, dió fin a la tarea, al descubrimiento definitivo del genio humano.
Trazó la última linea, dibujó amorosamente la última letra, la subrayó dudando un momento antes de añadir la palabra “fin” en mayúsculas.
Y entonces la voz todopoderosa, majestuosa y tronante brotó de todas partes y de ninguna. Dió un salto, lleno de susto.
-Está bien-dijo La Voz-, me has encontrado. Ahora te toca a ti esconderte. Voy a contar un millón de años. Y no hagas trampa…
-Gerardo Klein.
Acabo de ver una pelicula Inglesa, llamada “what the Bleep do we know!?” (traducida al español como “Y tu que $%&/* sabes?”). Me gustó y se las recomiendo, porque en ella dan una aproximacion bastante acertada, a mi juicio, acerca de la eterna pregunta: ¿existe un Dios?.
Saludos y Abrazos en esta Navidad a todos mis amigos.

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos

Y después del festejo…

Es de mañana, los rayos del sol de noviembre apenas asoman por sobre los edificios que circundan la plaza; en el suelo, los abundantes restos de basura dan cuenta de una noche de fiesta. Vasos de unicel de muchos tamaños, botes de cerveza, botellas de licor y una gran cantidad de papeles se encuentran por doquier; un trabajador de limpia empieza por el callejón de San Camilito con su escoba, mientras su compañero lleva botellas de vidrio a un costal, ya que de ahí sacarán unas monedas llevándolas a reciclar; otra cuadrilla de limpia empieza del Eje Central y sobre las bancas hay algún grupo de desmañanados a los que aún no les termina la fiesta, son regularmente pordioseros que frecuentan Garibaldi; a otros, ya el cansancio los venció y una banca les sirve de catre, aprovechan los tenues rayos de sol que los calientan y que, en unas horas más, los harán levantarse al sentir el calor del astro rey.Al extremo de la plaza está el quiosco. Ahí, otro grupo entona canciones acompañado de una triste guitarra rota por un lado. Hay movimiento en todo el cuadro garibaldeño, de este lado los puestos ambulantes se retiran, van en busca de otra festividad en donde ofrecer sus buñuelos con dulce, las enchiladas y pozole, los tacos y los cantaritos de tequila, limón, soda y chile piquín; los juegos de la suerte ya dieron alegría por dos noches a los visitantes; los osos de peluche ya estarán en la alcoba de algún pequeño, que su padre ganó tirando los dardos sobre esos globos de colores.Las canciones del guitarrista del quiosco rememoran las canciones que las dos noches anteriores llenaban de música la plaza. En esta plaza nunca falta la música, es un mercado musical, pero ayer y anteayer fueron días de fiesta, había que festejar a la santa patrona, a Santa Cecilia, protectora de los músicos, por eso la sacaron de su altar el día 21, para llenarla de flores, oficiarle una misa y después partir en procesión hasta la Basílica de Guadalupe, siempre con la música por detrás.Ese mismo 21 por la noche, el escenario principal se llenó de luz. A un lado, Santa Cecilia con su adorno floral; al centro, los artistas y grupos de mariachi programados para ese día, elenco que fue el entremés para que, a las doce de la noche, cientos de músicos de mariachi le cantaran a la santa patrona “Las Mañanitas”, pues ya era 22 de noviembre, su día, su cumpleaños.Le siguieron a “Las Mañanitas” otras canciones que ya son tradición en esta serenata anual. “Celebremos con gusto señores/ este día de placer tan dichoso/ que en tu santo se encuentre gustoso y tranquilo tu fiel corazón”… Así dice la tradicional “En tu día” y, por supuesto, no podía faltar el huapango “La Cecilia”: “Cecilia, lindo amorcito/ te adoro con devoción” ¡Ajúa!…Anoche la fiesta llegó a su clímax, los mejores grupos de mariachi llegaron a tocar y había que encontrar un buen lugar; el sonido nunca ha sido bueno y a veces a los lejos ya no se escucha todo con fidelidad, además, había que estar cerca para ver la destreza de los músicos y que la cámara de video registrara esos detalles que distinguen a cada grupo. Es sólo una vez al año y vale la pena el empujón de la multitud.Así transcurre la festividad en honor a Santa Cecilia, el público lo disfruta en grande. Atrás, el desorden no merma la continuidad del evento: que si el Juvenil de México se tomó más del tiempo programado, que si Vargas apuraba a los organizadores por el tiempo, que si otro pagó el pato, pues su turno se recorrió hasta después de Vargas, eso ya pasó… El mariachi Oro de América, el Fiesta Mexicana, El Juvenil de México, Los Emperadores, Sonidos de América y Vargas pusieron el toque final, la fiesta llegó a buen fin; fue una noche de alegría, de reencuentros y felicitaciones de músicos, quienes acompañados de su familia fueron a Garibaldi y no fueron a trabajar. No, hoy fueron a dar gracias a quien los guía y los protege, fueron a la fiesta anual en honor a Santa Cecilia.Los barrenderos siguen limpiando y debido a la fiesta nocturna, hoy la plaza debe estar reluciente. Aunque es de mañana ya hay músicos de mariachi, ellos eligen este horario y con la fe renovada esperan a un buen cliente, mientras el de la escoba despierta a un borracho para poder barrer ahí, donde éste último acabó su fiesta.
por Antonio Covarrubias, tomado de Mariachi.com.mx

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos

El Mariachi, orgullo Jalisciense


Anteriormente, se pensaba que la palabra Mariachi se originó de la palabra francesa ” mariage ” (para la ” boda ” o la ” unión “) en el siglo diez y ocho. Otra teoría sostuvo que la palabra se refería a la plataforma de madera en la cual los músicos tocaban a menudo, que vinieron del árbol de Pilla o de Cirimo. Sin embargo, la evidencia más reciente sugiere que el antecedente del ” Mariachi ” es mas viejo que la llegada de los franceses a México y puede ser más viejo que lo que se sospecha originalmente. De hecho, se piensa que la palabra se originó en el lenguaje de los indios Coca en el siglo XVI. La palabra se pudo haber utilizado para referir a cualquier músico. Hay una version que indica que el termino proviene de una melodía que fué ejecutada en un entierro de un cura muy querido en el pueblo de Cocula, en el estado mexicano de Jalisco.

Utilizado en un diverso contexto, la palabra se habría podido también utilizar para referir a un grupo de tales músicos. Hoy, el significado se amplía a menudo para incluir el instrumento, el traje, y la música de Mariachi. El conjunto moderno de Mariachi, sin embargo, tiene raíces más recientes, quizás tan tarde como el final del siglo XIX.

En el estado de Jalisco a lo largo de la costa del Pacífico, una forma musical híbrida que abarcaba las raíces indígenas y españolas, se convirtió en tradición. Los violines, las guitarras, las vihuelas, y las arpas fueron incluidos dentro de la instrumentación primaria, y reflejan la influencia española. De hecho, estos instrumentos fueron pensados originalmente para ser utilizados para la ceremonia religiosa solamente, pero su uso pronto se separó más allá de los límites de ésta para uso de los laicos. El sonido del Mariachi vino así incluir el estilo conocido como el ” Son “, que también reflejó una influencia africana. Un tipo común de son, el ” Son jalisciense “, era muy popular en la región Occidental del País. El Son más popular del Mariachi, “la Negra”, es un ejemplo.

Powered by Castpost

Casi simultáneamente en otras regiones de México, nacieron otras variaciones del ritmo del Son. En Veracruz, situada en la costa del golfo de México, fué creado el ” Son jarocho ” o ” Son veracruzano “. Este estilo utiliza a menudo el acompañamiento de la arpa en vez del guitarrón como el instrumento primario. Una canción muy conocida en el estilo del Son jarocho es la Bamba. En el sureste de México, el “Son huasteco ” o ” Huapango” se desarrolló e incluyó a menudo una flauta como parte del conjunto estándar. Este estilo se refleja en canciones tales como la Malagueña y Serenata Huasteca. Eventualmente, muchas otras canciones populares fueron compuestas, utilizando combinaciones de estos ritmos básicos. Además del estilo del Son, la influencia española agregó valses, polkas, y otros estilos al repertorio de Mariachi.

Powered by Castpost

Aunque gozaron de una cierta fama desde hace varios años, la música de Mariachi era sobre todo una forma de arte popular usada exclusivamente como acompañamiento para bailar, y aprendida y enseñada de oidas solamente. En la década de 1910-20, la Revolución Mexicana consiguió alterar por siempre al Mariachi.
El Presidente Lazaro Cardenas, esforzándose por unificar las dispersas regiones que constituían el México de entonces con una tradición cultural y musical común, invitó en 1938 al Mariachi Vargas de Tecalitlán que lo acompañara en su campaña politica a través de México, haciendo que el Son jaliciense forjara una identidad muy propia, pero a la vez muy de nosotros, los mexicanos. La música de Mariachi ganó un enorme popularidad debido en parte grande a los esfuerzos de esos dignos representantes, el Mariachi Vargas. Fundado en 1898 por Gaspar Vargas en Tecalitlan, Jalisco, el grupo había continuado la tradición bajo dirección de Silvestre Vargas, hijo de Don Gaspar. En 1928, Vargas contrató a un músico procedente del conservatorio de música, Ruben Fuentes, para dirigir al grupo. Juntos, Vargas y Fuentes lograron definir el estilo de Mariachi Actual, asi como los arreglos musicales para muchos de los sones populares e insistiendo en el uso de la música escrita.
Sus arreglos fueron utilizados por los grandes cantantes de esta generación incluyendo Pedro Infante, Jorge Negrete, Luis Aguilar, Lola Beltran, y José Alfredo Jiménez. Adaptándose algo a la influencia el jazz que emergía y los estilos musicales cubanos, revolucionaron aún más la forma musical de Mariachi con la adopción de la trompeta en el conjunto estándar en los años 50 que ahora incluyeron de 6-8 violines, de un guitarrón, de un vihuela, de una guitarra, y de dos trompetas (y de vez en cuando de la arpa también). Hoy, ésta sigue siendo la instrumentación estándar en el conjunto de Mariachi. Ayudado por el advenimiento de la radio, de televisión, y de películas, la música de Mariachi continuó formandoparte de la fundación de la cultura mexicana.
La música del Mariachi apareció en la banda sonora de no menos de 200 películas en este período, consolidando lo que a menudo se llama la Edad de Oro del cine Mexicano. Pero despues, y coincidiendo con la decadencia del cine nacional, la música popular mexicana cayó un poco en el olvido; renaciendo, posteriormente con artistas tales como Vicente Fernandes, Antonio Aguilar y, ultimamente, Pedro Fernandez, Pablo Montero y el hijo de Don Vicente, Alejandro. Asi mismo, cantantes que normalmente no tienen al mariachi dentro de sus repertorios, ahora lo incluyen: tal es en caso de Luis Miguel, Lucero y hasta extranjeros, como Roberto Carlos en Brasil, el Cigala en España, Linda Rundtstat en E.U., y sin olvidar al venerable Leo Dan de Argentina.

Es un orgullo para mi vivir en la tierra del Mariachi, y más orgullo aún el conocer sus orígenes, sus tradiciones y su música. Estaré encantado de tratar de resolver sus dudas y peticiones de canciones en particular.

Por esto y mucho mas, abro mi pecho para decir: ¡QUE VIVA EL MARIACHI!

2 comentarios

Archivado bajo Escritos

¡Ah, la maldita Vanidad!

Una mujer de 45 años sufre un ataque al corazón y mientras está en la mesa de operaciones tiene una experiencia cercana a la muerte.

Ve a Dios y le pregunta si en verdad se va a morir. Dios le dice que no, que va a vivir 30 ó 40 años más. Se recupera y decide aprovechar que ya está en el hospital y hacerse una liposucción en los muslos y el abdomen. Después de 2 semanas y ya recuperada, pide un préstamo al banco para hacerse una cirugía estética. Se levanta los pechos, aprovecha para agregar un poco de silicon a las nailon, se arregla la nariz, un poco más de trasero, más silicon en los labios, fuera las arrugas y las patas de gallo. También se hace un tratamiento de varices y celulitis, y paga por adelantado 120 sesiones de masajes, se engrapa el estómago para comer menos, se saca 2 costillas y realiza algunas otras artimañas posibles para rejuvenecerse… Piensa que si va a vivir 30 o 40 años más, mejor que se vea estupenda. Cuando por fin sale del hospital tras de su última operación, cruza la calle y la atropella una ambulancia…

Y al llegar al hospital… ¡muere!

Llega otra vez frente a Dios y le pregunta: Pero bueno! Tu me lo prometiste ¿No iba vivir 30 o 40 años más?

Sí, cabrona, pero estás tan cambiada que… ¡ no te reconocí!

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos, Humor

El culto al Culto

¿No les ha ocurrido que a veces amanecen como medio espesos? ¿asi, como con ganas de escribir chingón? Esto me ocurre a menudo y, como yo no sé escribir de poca madre, voy a tener que fusilarme algunos textos que he ido recogiendo (sic) por aqui y por allá, pidiendo de antemano disculpas si transgredo alguna ley de propiedad intelectual (me amparo con la ley del “uca-uca, el que se lo encuentra se lo emboruca”)

Sin mas preámbulos, pasemos a la historia corta; es una de las que me gustan más en este género.

A Gusto.

Desde luego, da gusto encontrar una pequeña mujer desnuda en el bolsillo. Usted la saca, ella sonríe enseguida, encantada de luz, encantada de ser suya. Tiene hermosos pechos, un lindo pequeño pubis como una agradable criatura ordinaria.

Ah, así, da gusto, pero es raro, oh raro, muy muy raro.

A. Norge.

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos