El culto al Culto

¿No les ha ocurrido que a veces amanecen como medio espesos? ¿asi, como con ganas de escribir chingón? Esto me ocurre a menudo y, como yo no sé escribir de poca madre, voy a tener que fusilarme algunos textos que he ido recogiendo (sic) por aqui y por allá, pidiendo de antemano disculpas si transgredo alguna ley de propiedad intelectual (me amparo con la ley del “uca-uca, el que se lo encuentra se lo emboruca”)

Sin mas preámbulos, pasemos a la historia corta; es una de las que me gustan más en este género.

A Gusto.

Desde luego, da gusto encontrar una pequeña mujer desnuda en el bolsillo. Usted la saca, ella sonríe enseguida, encantada de luz, encantada de ser suya. Tiene hermosos pechos, un lindo pequeño pubis como una agradable criatura ordinaria.

Ah, así, da gusto, pero es raro, oh raro, muy muy raro.

A. Norge.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s