Archivo mensual: enero 2006

Verte dormida…


Hoy me desperté temprano.

No fué porque tuviera que madrugar; tampoco por padecer de insomnio (acá entre nos, soy de buen sueño).

Simplemente, desperté a las 03:37 A.M.

Fué como si algo me dijera “¡Hey, despierta, tienes que ver esto!”

Y allí estaba.

Profundamente dormida, con la paz reflejada en su rostro estaba mi mujer…

¡Que bella es!

no quise despertarla; solamente la cubrí con mis brazos y dormí arrullado con su respiración y sintiendo su calor.

Poco antes de caer en el dulce sopor del sueño de los justos, recordé una cancion de Montaner, y me dije “-que pinche cursi, pero queda exacta al momento”.

Powered by Castpost

¿ O cómo ven ustedes?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos

La Búsqueda

Desde mi recuperación los saludo, sobrevivimos el Findeaño con una buena desvelada y muchos propósitos, malos, buenos y excelentes, para este 2006.
La vida es una eterna búsqueda. Pero en este cuento corto, escrito por César Acosta, nos da una nueva perspectiva acerca de lo que nos espera después de las tribulaciones de esta vida.

Adolfo Gannet, famoso médico inglés del siglo pasado, tuvo una revelación maravillosa en su clínica de Londres: un enfermo le comunicó que había averiguado, en un sueño azul, que la muerte era solamente una infinita galería de retratos.
-Quien encuentre el suyo entre los millones de rostros desaparecidos-agregó el confidente-, podrá reencarnar.
Gannet murió en 1895, en Escocia. En su lecho final, su rostro sonreía con el dulce misterio de quien espera una gratísima busqueda.

Saludos, y feliz 2006.

Deja un comentario

Archivado bajo Escritos