Archivo mensual: agosto 2007

Policias Piratas en el De Efe!!!

Abuso policiaco 

Tan increíble como cierto: en una ciudad donde el ultimo disco del artista de moda se encuentra primero en la piratería y después en los aparadores, lo único que faltaba es que las autoridades fueran “balines”…!

Pues si: he tenido la desventura de toparme con esos seudo-policías ya en tres ocasiones.

La primera, fué en el crucero de boulevard Aeropuerto e Ignacio Zaragoza. Iba acompañando a mi padre cuando fuimos detenidos por un elemento de vialidad, según esto por dar vuelta prohibida (lo cual no era cierto, pero eso no importa…). Nos pidió los documentos de rigor, y mientras los buscaba en la guantera, mi padre, que a la sazón fué policia en esa ciudad y, por ende, conocedor del tema, le dijo:

-Oiga, Oficial, ¿a que sector pertenece?

-A-al s-sector oriente (el cual no existe)

-¿Y quien es su comandante?

-E-e-el Capitán X (lo cual es mentira, ellos no usan esa jerarquia)

-¿Y por que trae unicamente la placa de la gorra y no trae arma reglamentaria?

Aqui de plano se le cayeron los pantalones, pensando que había detenido a algún funcionario. Nos indicó que podíamos seguir, pero “con mucho cuidado por favor”. Mi padre nos dijo que esa persona no era policia, ya que ignoraba hasta lo  mas básico. También nos contó como reconocer a los verdaderos policias.

La segunda vez fué en la Zona Rosa, donde me detuvieron por invadir la zona peatonal. Cuando ví al elemento recordé lo que me había dicho mi papá, y le dije que me negaba a entregarle mis documentos si no me mostraba su identificacion oficial. Me dijo que lo que lo acreditaba era su placa, la cual no tenía numero grabado y parecía como de plastico. Le dije que no creía que fuera policia, ya que no coincidian los colores de su “uniforme”, ademas de andar sin gorra y con pistola de plastico. Le indiqué, además, que lo iba a reportar a las oficinas de Proteccion y Vialidad, distantes unas cuantas calles de ese punto. Para acabar pronto, me “dejó” ir entre disculpas, sin siquiera mostrarle mi licencia de manejo.

La tercera vez me volvieron a detener en estas ultimas vacaciones, supuestamente para revisión, en la entrada norte del D.F.: Periferico y Eduardo Molina. Ahi eran dos, y lo curioso es que el numero de placa en el gafete de uno y la placa en la camisola del otro eran exactamente la misma, ademas de presentar un aspecto lamentable en su uniforme. Cuando me dijeron que me iban a hacer una “revisión de rutina” (lo cual no es válido, ya que debe de haber una causa justificada para poder detenerme), me bajé del auto y les indiqué que mejor no se metieran en broncas, que ya sabía qué andaban haciendo y que podía hasta meterlos a la cárcel si quisiera. Cuando vieron que el incauto les había salido bravo, se asustaron, y uno de ellos prefirió retirarse hasta la esquina contraria junto a un puesto de revistas, donde se quitó el gafete y lo ocultó en una mochila.  El otro apeló a mi “lado bueno”, y me dijo que por favor no lo perjudicara, que apenas habia empezado a “trabajar” el uniforme esa misma mañana, y que ni siquiera había sacado los mil pesos de lo de la renta del día. Ya medio envalentonado por el resultado de mi comportamiento, le pregunté que a quien le iba a pagar, y me dijo que tenia un arreglo con un “compañero mio” (pensó que yo era policia), que le devolvían las prendas antes de su turno y que le pagaban por adelantado, pero nunca me dijeron el nombre.

Ya nomás me quedó decirle que anduviera  con cuidado, que se fijara para otra ocasion a quien detenía y que se arreglara un poco para que diera el “gatazo”.

La verdad es que en esta ultima ocasión me dieron ganas de actuar como un ciudadano responsable y denunciar esa situación. Pero recordé que me dijo mi padre que no dudaba que hasta los mandos medios y superiores llevaran una tajada de todo eso, ya que existen redes de corrupción increibles dentro de esa corporación.

Por eso aconsejo a los que pudieran leer esto que se fijen bien quien los detiene. Debe traer gorra con placa, escudos metálicos en los cuellos y bordados en los brazos, placa al pecho con su numero, gafete con jerarquia, nombre y número de placa en el otro lado del pecho, arma real y uniforme reglamentario.

No se dejen sorprender. Recuerden que tienen todo el derecho de pedir la identificacion, y en caso de duda, hablar al número de emergencia y averigual si ese policia debe estar allí.

Saludos, Bros & Sis!

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo Escritos, Fotos e imágenes

De regreso a la realidad…

Pues si…todo lo bueno pasa pronto, y las vacaciones volaron (a pesar de que las extendí bastante en comparacion a las anteriores…)

Pues bien: me fui a dar una vuelta al D.F., y ahi me paseé por el centro. Recordé por que no me gustaría regresar ahi: mucha gente, poco espacio y todos creyendo tener derecho a  abusar de los demás.

Me tocó presenciar una manifestación enfrente de Bellas Artes, pidiendo la resolucion a un despojo de sus tierras y más apoyos a los pueblos indígenas. Hasta ahi estoy de acuerdo. El matiz viene cuando los manifestantes andan desnudos en la calle: hombres y mujeres de diferentes etnias y pueblos completamente en bolas!

en pelotasEn mis lejanos tiempos de jóven subversivo esto hubiera sido una muy efectiva forma de llamar la atencion  por parte de los agraviados indígenas, afectados siempre por problemas ancestrales irresueltos. La cosa es que este tipo de protestas desnudas la hacen un dia si y otro tambien, sin importar si lo ven damas y niños. 

Las autoridades ni los pelan, y los chilangos seguro que ya medio se acostumbraron. Pero a mi si me pareció ofensivo, y más cuando un par de señoras se acercaron a ofrecernos unos folletos a mi familia y a mi. También andaban en “traje de eva”, y una de ellas rascaba su “entrepierna” con la misma mano con la que entregaba los volantes. Asqueroso!

La verdad es que hasta poco saludable para ellas y antihigienico para todos es andar asi toooodos los dias, y tal vez deberían preocuparse por ese punto los que aplauden sin mas esas acciones.

Independientemente de eso, tuve que dar una sarta de explicaciones a los niños, tratando de ser en todo caso “politicamente correcto”, a fin de no exponerlos a ideas en contra de los pueblos indigenas que protestan en forma justa.

Y como decía un amigo capitalino, “si de menos estuvieran buenonas, pues ni de pedo la haría…”

En fin…después les escribiré de mi relacion con las autoridades de seguridad pública, y mis experiencia con un par de patrulleros “piratas”.

Saludos, Bros & Sis!

6 comentarios

Archivado bajo Escritos, Fotos e imágenes, Ideas y pensamientos